NI UN TÍTERE CON CABEZA.

(Una mirada escéptica de un publicitario a todo lo que intentan vendernos).

Para qué debería servir esta crisis. (Y lo difícil que es hacer la revolución saliendo de cenar en el Bulli).

La sensación es general. Fruto de la crisis, de los recortes y de sufrir las consecuencias de las culpas de otros (sean esos otros políticos y/o banqueros), mucha gente está arraigada en un permanente cabreo al que no hay manera de darle salida. (Y menos ahora que se ha acabado la Liga y no hay árbitros a la vista con los que desfogarse verbalmente). Todos vemos que estamos como estamos fruto de las irresponsabilidades de la clase política y de la inconsciencia de muchos dirigentes bancarios (la mayoría de los cuales habían sido puestos en sus cargos por la clase política porque eran ellos mismos políticos). Todos estamos cabreados por ello, todos vemos que el sistema tal y como estaba diseñado no ha funcionado y todos vemos que, pese al desastre en el que nos han sumido, el sistema sigue igual. La pregunta es: ¿qué se puede hacer?

Veamos un poco las posibilidades.

Estamos en la peor crisis económica que se ha conocido desde la del crack del 29. Y como todas las grandes crisis económicas, conlleva una crisis de fe en el sistema y de manera natural surge la necesidad de encontrar alternativas.

Y aquí topamos con el primer escollo.

Como comenté en una respuesta a un comentario en otro post, leí hace semanas un artículo en el que se hablaba de que, cuando se produjo la crisis del 29, el pack sistema capitalista/democracia parlamentaria luchaba por imponerse en el mundo a otros dos sistemas. El comunismo y el fascismo. Los tres, con su propia organización del poder político y económico.

Es decir, había 3 opciones distintas en aquel momento. Y uno podía pensar, ante la debacle del 29, que tal vez las opciones del fascismo o del comunismo podían ser más acertadas o, cuando menos, mejores que las del sistema capitalista/democracia parlamentaria.

Ahora no.

Ahora ya solo existe el sistema que conocemos. Ahora el fascismo no es más que un residuo presente en algunos países y exacerbado coyunturalmente por la crisis (quiero pensar que no pasará de ahí, espero que no me oigan los guardaespaldas del líder griego de Aurora Dorada y me hagan ponerme de pie y arrearme varios guantazos). Y el comunismo ha desaparecido prácticamente como realidad (en China no deja de ser más que una etiqueta, abrazados como están al capitalismo, y Corea del Norte es una curiosidad tan rara como los cabellos crepados que llevaba su fallecido líder).

Ahora no hay alternativa a lo que hay. No hay una válvula de escape de decir: “Esto no ha funcionado. ¿Y si probamos con esto otro?”. Porque no hay un esto otro.

Entonces, ¿qué se puede hacer?

Posibilidades que surgen, desde dentro hacia fuera del sistema.

1) esperar que la crisis pase (no hay crisis económica que dure para siempre, se superan aunque para ello se tarden 2, 5 ó 10 años) y que vuelvan al poder partidos de izquierda que deshagan los pasos atrás que han creado los talibanes de la austeridad (que en realidad son talibanes de la empresa privada, aunque mucha gente no se da cuenta). Esto implica resignarse, asumir que todo va a seguir como hasta ahora y esperar que los daños causados por la derecha en la sociedad se minimicen o retrocedan con el tiempo.

2) confiar en que el malestar social, prolongado durante años, acabe generando un cambio drástico en el diseño del sistema por la vía de la reacción de la sociedad, que no se resigne a resignarse.

La primera opción es la más factible que ocurra realmente. La segunda es la que sería preferible que ocurriera.

Que la incompetencia demostrada de la clase política (y de cierta parte de la clase financiera) no quedara impune para el futuro. Sino que se sentaran las bases para que lo que ha ocurrido no pudiera volver a ocurrir. Y que se rediseñara el sistema para que hubiera garantía y control de que los ciudadanos no tuviéramos que volver a pagar por los errores de otros que, además, se suponía que están a nuestro servicio.

Sería definir unas nuevas reglas de juego dentro del sistema capitalista/democracia parlamentaria.

¿Van a hacer eso los políticos?

Desde aquí estoy oyendo las risas.

Por supuesto que no lo van a hacer, salvo que se vean superados por una marea social que lo pida. Mejor dicho, que lo exija. Porque uno pide las cosas cuando está en situación de inferioridad. Y las exige cuando está en condiciones de superioridad. Y no olvidemos (aunque ellos sí lo han olvidado) que los políticos son servidores nuestros. Son nuestros representantes, nuestros empleados, nuestros servidores.

Ahora bien, ¿dónde podría iniciarse aquí esa teórica marea? ¿Dónde se produciría el epicentro del tsunami que cambiara todo?

La experiencia nos muestra que las revoluciones (en el sentido de grandes cambios) acostumbran a iniciarlas quienes no tienen nada que perder. Porque un gran cambio solo puede hacerles ganar. (Ejemplo reciente: las primaveras árabes).

¿Pero aquí?

Aquí solo podría surgir de los graves damnificados por la crisis o de los jóvenes. De los damnificados, que ya no tienen nada que perder porque casi lo han perdido todo. O de los jóvenes, que no tienen nada que perder porque nunca han llegado a tener nada.

No surgirá de nosotros, que tenemos una vida establecida, con hijos, compromisos, que viajamos de vez en cuando, que vamos con frecuencia a buenos restaurantes, sean o no El Bulli. Nosotros no vamos a hacer ninguna revolución porque sí tenemos cosas que perder. Podremos simpatizar con ella, esperarla, verla necesaria, animarla, pero no vamos a protagonizarla. Tenemos cosas que perder y solo las realizan quienes ya no tienen nada que perder.

En esa mezcla de actores reside la única esperanza. En los damnificados y en los jóvenes, sobre todo en los jóvenes.

La tranquilidad para el futuro solo pasa por un rediseño del sistema. Es lo que dijo Sarkozy hace unos años de convocar un nuevo Bretton Woods y de “refundar el capitalismo”. Y luego realmente no hubo nada.

(Aunque sí ha ocurrido en Islandia. Tras la debacle de su enloquecido sistema financiero, causado en parte por la desidia de los políticos que tenían que supervisarlo, y lo que ello supuso para el conjunto de la vida de sus ciudadanos, están en pleno proceso de redactar una nueva Constitución en la que participan los propios ciudadanos).

Esperar que rediseñen el sistema los que por inacción, dejadez o incompetencia (sobre todo esto último) han permitido que ocurriera todo lo que ocurrió y sigue ocurriendo, es ciertamente ilusorio. No lo harán salvo que se vean superados por una marea más grande que ellos.

Que surja esa marea es la única esperanza para que algo así no vuelva a ocurrirnos. Y para que además, lo que nos está ocurriendo pueda al menos traer alguna consecuencia positiva.

Todos hemos visto a esos padres cuyos hijos han muerto en circunstancias originadas por errores de otros decir: “Que al menos la muerte de mi hijo sirva para algo y que algo así no vuelva a ocurrir nunca más”.

Algo así debería ocurrir con esto. Al menos debería servir para que se rediseñe el sistema de manera que no pueda volver a ocurrir nunca más lo que ha ocurrido.

Ya sabemos la mediocre clase política que tenemos.

Solo nos queda esperar y ver si sube la marea.

Anuncios

Navegación en la entrada única

9 pensamientos en “Para qué debería servir esta crisis. (Y lo difícil que es hacer la revolución saliendo de cenar en el Bulli).

  1. Maroto77 en dijo:

    Como el vino bueno, vas mejorando con la edad.

    10/10 al artículo.

  2. isabel en dijo:

    Sí, tienes razon los que se quejan y se movilizan son los que no tienen nada que perder y mucho que ganar, pero pregunto: ¿lo van a conseguir solos? los indignados tampoco estan tan tan desesperados, van malviviendo, al final si no pasa nada va a ser igual nuestra pasividad que su proactividad.

    ¿Sabes que?: vamos a perder una ocasión de oro, para hacer algo que no se lo que es…porque no cabe en mi cabeza capitalista, (¿reinventar el capitalismo? ¿como? ¿podemos hacer un resert y empezar otra vez de cero? ¿y nos van a dejar?: NO a todo).

    Lo unico que va a salir de esta crisis es aprender a vivir con mucho menos, no porque manden derechas o izquierdas, sino porque no hay ni va a haber dinero, tampoco es ninguna cosa nueva, nuestros padres vivian con mucho menos.

    Al fin y al cabo: ¿hay mucha diferencia entre la politica que realmente HACEN unos y otros? ¿mandan ellos/nosotros o manda la Morgan y semejantes?.
    Ahora mismo cada uno anda concentrado en salvar su barco, desde arriba hasta abajo: poderes facticos, bancos, empresas, familias, todos vamos a la busqueda del euro que nos salve de la ruina.
    En contrapartida como autonoma nunca habia visto tanta sinceridad y humildad “empresarial” la gente se esta quitando los disfraces de fantasma, el que no tiene lo admite y el que tiene da gracias.
    Saluditos,
    tu prima

  3. Muy de acuerdo en casi todo. Efectivamente, no van a ser nuestros políticos los que cambien esta situación. Creo que en el fondo no les interesa cambiarla. Deben de hacernos creer que los necesitamos a ellos y no al revés (en realidad creo que ambos nos necesitamos).
    Como bien apuntas, creo que la única manera de cambiar esta situación es que la marea se produzca… pero ¿cómo? Sin un medio generalista que haga llegar la voz a todas las casas va a ser muy complicado, porque aunque las redes sociales están muy bien, no llegan a todas partes ni a todas las personas.
    Como he apuntado en otros foros y tú bien dices, la mayoría tenemos mucho que perder, y algunos no quieren arriesgarse a perder lo poco que tienen. Creo que el truco está en no hacernos pasar hambre pero hacernos perseguir el “sueño de la prosperidad”, esa idea que nos han metido en la cabeza que prosperidad significa que todos los miembros de la familia tengan un coche, tener una segunda residencia en la playa, una casa equipada con los últimos avances tecnológicos (televisión LED, iPad, iPhone, disco duro multimedia, etc), salir los fines de semana… y fijaos que todo esto es consumo, no producción. ¿No debería ser que ese “sueño de prosperidad” fuese producción? Tal vez sea porque producir significa trabajar y consumir ocio. Tal vez sea ese el problema de mentalidad que tenemos.
    Personalmente me gusta mucho el modelo Islandés de salir de la crisis (aunque no está exento de esfuerzo y recortes) en comparación con lo que se está aplicando en España, Portugal, Grecia o Italia.
    Y como he propuesto en otros foros, debería ser un grupo a la islandesa (sí, esos que están redactando la nueva constitución) de ciudadanos “apolíticos” los que crearan las leyes por las que debiesen regirse los políticos, ya que éstos no van a hacer leyes que les perjudiquen, y menos sin una asfixiante presión social.
    Pero, sinceramente, no creo que fuese la izquierda la que nos saque de la crisis. Por muchas razones, algunas de ellas es que no lo pararon a tiempo, no supieron hacerlo, porque si PSOE=izquierda va a ser más de lo mismo, porque si penduleamos entre PP-PSOE vamos a obtener lo que hemos conseguido hasta ahora.
    Y bueno, aunque la marea es la solución que más me gusta, sinceramente no creo que ocurra. Somos un país de extremos, y por si fuera poco, los políticos se dedican a politizar todo lo impolitizable, y si le añadimos que ser de un partido político es más una pasión o sentimiento que algo que se decida con la razón… ¿Cómo va a ocurrir algo así si un 65%-70% ha votado a uno de estos dos partidos.

  4. Chano en dijo:

    Primero leo el post, luego el periódico:

    “La Fiscalía archiva la denuncia de Gómez Benítez por los gastos de viaje de Dívar por no ser constitutivas de delito alguno”

    Vamos que gastarse la pasta del contribuyente en viajes personales a Marbella (a Marbella! Torrente ejemplo del neorrealismo patrio ) es totalmente lícito.

    “Los que entrásteis perded toda esperanza”

  5. martini en dijo:

    solo quiero decir una cosa , políticos y banqueros culpables de la crisis y también aquellos que quisieron vivir por encima de sus posibilidades y más y todo por aparentar lo que uno no es (no me sirve lo de…a mí el banco me engañó en gente de nuestra generación).
    La responsabilidad, cualidad inexistente en un país llamado España.

  6. Al muerto de hambre y/o al joven que sueña con independizarse y crear una familia es fácil venderle pisos y hacerle que firme hipoteca, y no olvidemos, que el precio “va a seguir subiendo que lo dicen los periódicos”, esa era la causa, no la avaricia. Y es más, había incentivos por parte del gobierno para la compra de la vivienda…cuenta vivienda para jóvenes que descontabas de tu declaración de hacienda, este pelotazo estaba incitado directamente por el gobierno Ppsoe. Finalmente, no puedes esperar que un tío que no ha tenido nunca nada rechace un crédito…por no hablar de que Goldman Sachs ha sido condenado por vender hipotecas que le interesaba que luego no se pagasen para así cobrar el seguro (de una hipoteca que ya había vendido a otro banco). Ojo con acusar al que recibía el dinero porque dar hipotecas es un trabajo, y consiste en estudiar cada caso y ver si es factible. Si yo bajo a las ramblas y le presto dinero a un tipo que pasa por ahí y luego no me paga, nadie me iba a venir luego diciendo que ese tipo es muy irresponsable, me dirían que yo soy el irresponsable y el pardillo. Pero ahora el irresponsable es tipo que necesita una casa, derecho que por cierto está incluido en la declaración de los derechos humanos. Por eso el suelo es un bien que merece un tratamiento especial y que no se puede liberalizar como se hizo en 1998 (esa ley cambió todo y consistió en hacer del suelo un bien más que sólo necesitaba 3 firmas para cambiar de estatus). ESTO ARRANCA CON ESA LEY, y luego puede que se sumen listos e irresponsables con dos hipotecas y especuladores de poca monta, pero ELLOS SE MONTAN A UN CARRO QUE YA ESTABA EN MARCHA CON DOS CABALLOS TIRANDO DE ÉL: GOBIERNO LIBERALIZANDO SUELO Y BANCOS DANDO HIPOTECAS Y FINANCIANDO ESPECULADORES, http://es.wikipedia.org/wiki/Ley_del_Suelo_de_Espa%C3%B1a Y lo de que sólo los jóvenes vamos a estar afectados bueno…mi abuela ha esperado 5 días extra en un hospital público en Navarra a que fuese operada porque el quirofano estaba a tope…si como dice Bertrand Russell en 1930 en su libro “La conquista de la felicidad” a este modelo le quedan 100 años, y como dijo un catedrático de economía que los ciclos tienen 250 años y este empezó en 1800, entre 2030 y 2050 puede pasar de todo, así que puede que ese seguro médico privado que contrataste se vaya a la quiebra (hay casos en USA para dar y tomar) y tengas que operarte en un quirofano de Pin y Pon…dejo una entrevista a Rafael Poch periodista de La Vanguardia en Berlin http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=4902 Un cordial saludo.

  7. Se me olvidaba decir que no quiero que todo esto pase porque mis padres no tienen seguridad social y por lo tanto tienen seguro privado y yo igual ni me merezco lo que tengo, pero ellos han trabajado y se merecen morir dignamente. Lo que ha pasado con mi abuela me ha dolido mucho más que cualquier otra cosa.

  8. Yo creo que lo que pasará es que volveremos a ver la cara de la pobreza y la injusticia. Cosa, que por otra parte, es el día a día de millones de personas del planeta. Ah! pero a esos nadie los tuvo en cuenta hasta que han dicho, aquí estoy yo, no para revolucionar el mundo, sino para trabajar. Como un chino.

    Recomiendo la contra de hoy de La Vanguardia: “Los chinos trabajamos”. Un tipo de 32 años que, en España, ha montado un imperio de bazares que factura 50 mio de euros. Ahí es ná…

    ¿Era posible un mundo donde millones de personas viviesen en la más absoluta miseria y nosotros, aquí, tan ricamente? Pues no. Y los pobres del mundo se han alzado, y resulta que contra nosotros, que ahora somos los malos de la historia. Y lo que hacen los pobres, básicamente, es trabajar, trabajar, trabajar y trabajar y no rechistar.

    Y contra eso, no sabemos qué hacer.

    Mucho me temo que no nos va a quedar otra que, mientras el tercer mundo -o al menos los Bric’s- avanzan, nosotros nos vamos a “tercermundizar”. Y no estoy segura que la culpa sea sólo de los políticos, ni del sistema… ¿No tendremos nosotros algo que ver?

    Lo que está pasando me recuerda a lo que me explicaban de pequeña en el cole: el imperio romano cayó pq se dedicaron a hacer fiestas, se acomodaron, y dejaron de luchar como valientes soldados. Claro, que se encontraron a Atila por delante, y pelear contra él con sandalias, pues no era fácil.

    En fin, que me veo más como romano que cómo galo. No sé….

    • jajajja muy bueno, entonces EL PROBLEMA ES QUE EN WALL STREET NO TRABAJAN LO SUFICIENTE. Muy bueno. Resulta que es porque no trabajamos que Bankia no tiene liquidez, resulta que el precio de la vivienda se disparó no por la ley del suelo de 1998 sino porque no trabajabamos…¿CÓMO SE PUEDE DISPARAR EL PRECIO DEL SUELO SI NO TRABAJAMOS? ¿CUANDO LA GENTE ES VAGA SUBE EL PRECIO DE LAS COSAS? Muy buena.

¿Quieres decir algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s