NI UN TÍTERE CON CABEZA.

(Una mirada escéptica de un publicitario a todo lo que intentan vendernos).

Cómo el lenguaje construye una realidad. (Incluye útil Diccionario PP-Realidad, Realidad-PP).

Empecemos con dos preguntas opuestas. ¿La realidad construye el lenguaje? ¿O es el lenguaje el que construye la realidad? Dicho de otro modo, ¿el lenguaje refleja lo que existe? ¿O el lenguaje crea una determinada manera de ver lo que existe? Tras estos interrogantes que seguramente habrán ahuyentado a muchos lectores que habrán dejado inmediatamente el post y ya no llegarán a leer esta parte, late una cuestión recurrente de todos los gobiernos y que en estos últimos meses se está desarrollando en todo su esplendor. El uso del lenguaje y la terminología para construir una determinada visión de lo que está ocurriendo.

El tema no es nuevo. Ya en 1948 George Orwell, impresionado por el estalinismo, lo reflejó en su novela 1984 (el título es la inversión de las dos últimas cifras del año en que la escribió). En esa novela, el uso por parte del poder del léxico con fines distorsionadores es manifiesto.

Por ejemplo, en la denominación de los ministerios.

Al responsable de administrar los castigos y la tortura se le llama Ministerio del Amor. Al que se ocupa de gestionar y de mantener la guerra para evitar disturbios sociales en el interior del país se le llama Ministerio de la Paz. Al que se preocupa de que la gente viva al borde de la subsistencia mediante el racionamiento se le llama Ministerio de la Abundancia. Y al que manipula o destruye documentos históricos para que coincidan con la versión oficial se le llama Ministerio de la Verdad.

¿Exagerado? Como todas las ficciones distópicas (es decir, las que reflejan lo contrario de los mundos ideales de las utopías), sí.

Exagerado, pero anclado en un punto de verdad. Porque tradicionalmente el poder (todos los poderes) tienden a crear un uso del lenguaje que favorezca la construcción de la realidad que coincida con sus intereses.

Tradicionalmente lo han hecho las dictaduras (y ahí es muy evidente que lo hacen porque las dictaduras acostumbran a ser muchas cosas, pero la sutileza no suele encontrarse entre ellas). Sin embargo, también ocurre en las democracias (donde el uso es mucho más sutil y suele pasar más desapercibido).

El ejemplo más reciente (de ahora mismo) y más cercano (de nuestro país) es el uso del lenguaje por parte del PP. Básicamente, para vender una versión más amable para sus intereses de lo que están haciendo.

¿Y qué están haciendo? Pues ésa es la cuestión, porque según ellos es una cosa y según el común de los mortales es otra. Aclarémoslo con este breve Diccionario Realidad-PP.

Recortes. ¿Recortes? ¿Qué recortes? Según todos los ministros y el propio Rajoy, lo que se están haciendo son Reformas. Ésa es la palabra correcta, que tiene una connotación positiva, lejos de la negatividad de recortar.

Copago. Ésa palabra no se corresponde con la realidad. Lo que está planteando el PP es un imprescindible Ticket Moderador. Porque dicen que hay algunos que abusan y a eso se ha de poner coto haciendo que todo el mundo pague.

Facilitar el despido. Eso son infundios. Lo que en realidad ha creado el PP es una Flexibilización del Mercado Laboral. Suena mucho mejor, aunque estás despedido igual.

Congelar el salario mínimo/Contratos con menor salario. Eso no es así. La realidad que sale de la boca de ministros y dirigentes del PP es que lo que han hecho es Mejorar la Competitividad. Curiosamente, es lo mismo que dicen los empresarios, fíjate tú qué casualidad.

Subida de impuestos. Incorrecto. Eso no es lo que ha ocurrido. Lo que ha pasado (Rajoy, Montoro y Soraya así lo han repetido ante cualquier micrófono que veían delante) es un Recargo Temporal de Solidaridad. Qué equivocados están los que al ver su nómina se han creído que les han subido los impuestos.

Recesión. Eso es impensable. Bajo un gobierno del PP la recesión no existe. Lo que existe, ahí están todos los portavoces económicos populares para repetir el mantra, es una Tasa Negativa de Crecimiento Económico.

Amnistía fiscal. Huy, qué poco se enteran los que dicen eso. Lo que el PP ha hecho, como tanto ha repetido Montoro, es una Recuperación de Activos Ocultos.

Podríamos seguir, pero por hoy ya es suficiente clase de léxico correcto. (Por cierto, el PP está consiguiendo que este fenómeno se extienda. El Consejo Superior de Deportes, tal vez influido por la neolengua del PP, ha decidido que la Agencia Española Antidopaje va a cambiar de nombre. Y va a llamarse Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte).

Y esta lección magistral de léxico nos lleva a la hipótesis de Sapir-Whorf, denominada así por los apellidos de los dos antropólogos y lingüistas que la formularon e investigaron, y a un curioso experimento.

Explicada de manera muy sencilla, esa hipótesis podría resumirse así: “La manera en que los individuos denominan o describen situaciones influye en la manera en que se comportan ante esas situaciones”. O dicho de otro modo, que la lengua que usa un hablante influye en la forma en que éste conceptualiza la realidad.

Un curiosísimo ejemplo que respalda esta hipótesis, porque es realmente muy curioso, es el que ocurre con los indios piraha de Brasil.

En su lenguaje, los piraha tienen solo tres palabras para contar. Son Hói (uno), Hoí (dos) y Albai (muchos). En un experimento publicado en 2004 en la revista Science, un psicolingüista se sentaba frente a un piraha y ponía un bastón entre los dos. A continuación ponía en su lado del bastón cinco frutas y le pedía al piraha que pusiera en el otro lado tantas nueces como frutas.

Y siempre pasaba igual. Los piraha resolvían bien el problema cuando solo había uno, dos o tres objetos. El psicolingüista colocaba cualquiera de esas cifras de frutas y el piraha colocaba en su lado del bastón exactamente el mismo número de nueces.

Pero a partir de cuatro frutas, los piraha fallaban estrepitosamente. Vamos, que no daban ni una.

Su lenguaje carece de palabras que signifiquen números más allá del dos. Y eso les impide contar incluso colecciones de cuatro o cinco objetos, por no hablar ya de cifras mayores como 20 ó 25.

El uso del lenguaje por parte del PP busca algo similar. Hacer desaparecer del idioma oficial las palabras que no reflejan la realidad que les gusta y construir unos nuevos términos que creen una nueva organización mental de la realidad. Del mismo modo que a los piraha tener menos palabras para contar les hace no saber contar a partir de cierto punto y eso construye una realidad diferente.

Lo cual me recuerda una frase de Ludwig Wittgenstein, aquel austriaco filósofo del lenguaje que era hijo de uno de los hombres más ricos del mundo, en cuya casa tocaba Mahler y por la cual solían pasarse Brahms, Freud, Richard Strauss o Klimt (quien hizo un retrato a uno de sus hermanos que acabó en el desván) y que además coincidió de niño en la escuela con Adolf Hitler (por citar solo algunas cosas de su fascinante vida).

Wittgenstein, estando en las trincheras de la Primera Guerra Mundial, escribió el único libro que publicó en vida, el Tractatus logico-philosophicus. Y en él se encuentra una frase esclarecedora: “Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo”.

Es decir, que nuestro lenguaje limita nuestro mundo. Y que no es el mismo mundo el de quien tiene 10.000 palabras en su cabeza para entenderlo y describirlo que el mundo del que tiene solo 800. Y que no se entienden igual las cantidades cuando solo tienes 3 palabras para contar, como los piraha, que cuando tienes innumerables para hacerlo. Y que no se entiende igual la realidad cuando las palabras, como suele hacer el poder, intentan vendernos una visión de lo que está pasando.

Habrá que estar atentos a las nuevas entradas que se vayan produciendo en el Diccionario PP-Realidad (parece que no han aprendido que el uso torticero del lenguaje para crear una realidad fue lo que tras los atentados del 11-M les costó perder unas elecciones que ya tenían ganadas). Porque seguro que habrá más entradas.

Habrá que estar atentos para seguir vislumbrando cuál es la realidad, más allá de lo que con su lenguaje quieran vendernos.

Porque como dijo hace 2.500 años Confucio, “Yo no puedo evitar que me mientas. Lo que sí puedo evitar es que me confundas”.

Anuncios

Navegación en la entrada única

24 pensamientos en “Cómo el lenguaje construye una realidad. (Incluye útil Diccionario PP-Realidad, Realidad-PP).

  1. Brillante. Y quiero decir exactamente eso, brillante.

  2. Chano en dijo:

    Con el ánimo de equilibrar un poco las cosas, no me gustaría dejar pasar algunos de los eufemismos utilizados por el gobierno socialista, maestros en eso la cosmética verbal.
    Desaceleración de la aceleración/ crisis
    Soluciones habitacionales/ micro pisos de 30m2
    Interconexión temporal de cuencas hídricas/trasvase
    Derecho a decidir/aborto
    Misión de paz/ Guerra de Afganistán
    Tolerancia/ñoñería
    Reajuste de precios/ subidas incontroladas de precios de las necesidades básicas (IVA, Electricidad,Gasolina…)
    Proceso de paz/ Negociación con terroristas

    Como dijo Telleyrand (no es que lo conozca en profundidad, no me gustaría dilapidar mi bien ganada fama de zote impenitente) El lenguaje se le ha dado al hombre para ocultar el pensamiento.

    • Ya decía en el post que el uso del lenguaje es común a todos los poderes.
      A todos.
      Porque todos buscan crear su propia realidad, la que más les favorece o la que menos les perjudica.
      Aunque también tengo la sensación de que el PP actual está llevándolo al paroxismo.
      Lo cual de repente me ha hecho acordarme de Aznar, que durante la negociación con ETA siendo él presidente, pasó abruptamente de llamarla banda terrorista a “Movimiento vasco de liberación”.

  3. Javi, me gustaría añadir un término a tu diccionario PP-realidad-PP:
    Colaboración público privada en Sanidad: Privatización. Pura y dura. Si un hospital lo construye una empresa privada y lo gestiona una empresa privada, por mucho que el personal sea público ese hospital es privado. Y si un hospital público lo gestiona una empresa privada “para optimizar costes”, me parece a mi que deja de ser público.

  4. Mira tú, tirando de internet he encontrado otro término.
    Consolidación fiscal: ajustes que tienen como objetivo reducir el déficit de una economía.

  5. Chano en dijo:

    Hoy Europa nos destapa otro eufemismo que utilizaba Salgado con frecuencia.

    6% de déficit cuando en realidad se refería a un 8,5% .

    Y sin que se le torciese el gesto, como un gran jugador de póker. Qué gran tahúr hubiera sido. Lástima que se le cruzase en su camino una compañía energética y un sueldo vitalicio. Yo creo que un sueldo fijo ha acabado con más vocaciones que todas las otras causas juntas.

  6. joaquin en dijo:

    Estupendo, magnífico, vamos, como siempre (o casi siempre…)

    A mi una de las cosas que más me está ofendiendo últimamente es la de la represión que ya tenemos encima, a ver si me explico:
    La ley esa que quiere hacer ahora el ministro del Interior criminalizando la resistencia activa, PASIVA, etc., etc. creo que la ley en sí misma es muy mala, pero creo que hay una cosa que es todavía peor:
    SE LANZA UN MENSAJE UN POCO SUTIL A LA POBLACIÓN: TODO AQUEL QUE SE OPONGA, QUE SE MANIFIESTE O QUE SE MUEVA ES UN CRIMINAL, DELINCUENTE, TERRORISTA, que pertenece a banda armada, etc., etc. (todos los adjetivos negativos que se les ocurran) por lo tanto, desde mi punto de vista se empieza a criminalizar a aquel que piense distinto, a aquel que discrepe de toda esta batería de medidas antisociales.
    Se está etiquetando a la gente; “si te opones a lo que sea cometes delito”, esa idea va dirigida a la gente convencional, para que asocie a los que protestan con gentuza a la que despreciar y por supuesto se aleje de ellos: “no se mezclen con estos delincuentes, alejense de las protestas, ustedes han de estar en casita viendo la tele y aceptando sumisamente todas las medidas que tomemos”

    Creo que Donald Rumsfeld dijo una vez: “El imperio crea realidad”

    cuando a una sociedad se le ocurre que sería buena idea encarcelar a Gandhi…., esa sociedad debe de estar bastante enferma (o por lo menos su Gobierno)

    PD: una cosa más, allá por noviembre en la plaza 15M de Valencia había grupitos muy pequeños de parados y otros que se reunían…, pues bien, a 5 metros se colocaban entre 5 y 10 policías…., ¿para qué? para nada porque nadie hacía nada malo y además repito que casi eran más policías que personas reunidas.
    ¿no es eso una forma de etiquetar a la gente con una X de “peligroso” de cara al resto de la sociedad? ¿de cara a la gente “normal” que pasa por la calle y ve eso?
    La policía tan cerca es como marcar a la gente con un símbolo de “ilegal” o de “tóxico” o algo similar. Quizá soy un exagerado, no lo sé, pero sin duda no soy menos exagerado que aquel número de policías que se colocaban justo al lado de grupitos totalmente pacíficos.

    • Sí, Rumsfeld dijo algo así.
      Su frase exacta (al menos tal y como la leí yo hace ya tiempo) fue: “Un imperio crea su propia realidad”.
      Y en cuanto a la resistencia pasiva, habrás visto que es uno de los elementos de los que hablo en el post de esta semana sobre los recortes y el sentimiento de culpa.
      Buen apunte por tu parte.

  7. Joaquin en dijo:

    Después de escribir lo que ayer puse en este post, me acordé de “La doctrina del shock” (libro y documental de Naomi Klein), supongo que ya lo conoceis y bueno básicamente viene a decir que el neoliberalismo (o capitalismo a lo bestia o medidas antisociales e impopulares) normalmente siempre va acompañado de una carencia de democracia (dictaduras o pérdida de derechos en una “democracia”, o lo que es lo mismo, fuerza bruta y represión), claro que es algo bastante lógico, en general siempre el poder se apoya en la fuerza y más cuando pretende implantar políticas que no le gustan a la gente.

    La doctrina del shock (Naomi Klein):

    Un periodista (creo que norteamericano) dijo una vez que McDonald’s no podría crecer nunca sin McDonnell Douglas (fabricante de aviones militares, misiles, etc.)…, los vencedores y los poderosos necesitan recurrir a alguien que les facilite la tarea

    Este video os va a traer unos cuantos recuerdos…:

    Lo pongo porque me he acordado al leer lo de los Ministerios de la novela 1984…, ATENTOS A COMO SE LLAMA EL MINISTERIO DE DEFENSA EN ESTE VIDEO…jajaja, es muy apropiado para el actual ministro…. porque no sé si sabeis en qué trabajaba antes…. Por otra parte, ese video tiene algo de Nostradamus!!, ahora es como si estuvieramos reviviendo aquellos años infantiles, bueno, espero que os guste.

    Si George Orwell levantara la cabeza…

    • juljul en dijo:

      Tiene un nosequé esta Avería, que me recuerda a la “Espe”…

    • Es cierto que el neoliberalismo se expande más fácilmente con dictaduras.
      Pero a la vista está que con la democracia también.
      Si es que la dirección económica actual del FMI, la UE y el BCE, que imponen a los gobiernos elegidos democráticamente, ha dejado espacio para que esto sea realmente una democracia.
      Porque etimológicamente está claro que, mandando en realidad esa troika, no lo es.
      Y gracioso el vídeo de la bruja Avería.
      El nombre del Ministerio de Defensa suena a un homenaje a Orwell.
      Y la frase del ministro de “Las bombas son humanistas”, todavía más.

  8. Muy bueno, gracias. Muy importante no dejar que nuestro mundo tenga 800 palabras.

    • Gracias por los ánimos. La cuestión es que para que a uno le preocupe tener un mundo de más de 800 palabras, probablemente es porque ya tiene más de 800 palabras.

  9. Muchas gracias a Chano por su comentario. Equilibra un poquito. 🙂

    ¡Qué pena!, pensaba yo, que no tuviese este blog Javi Carro en estos últimos ocho años:
    -Estamos en la Champion League .
    -No hay crisis.
    -Aparecen los brotes verdes…

    Los maestros de la propaganda, con todo lo que eso conlleva en España, son los encantadores chicos del PSOE. Supongo que eso lo sabréis, por la cantidad de buenos dividendos que pagan por ello a algunas agencias de publicidad. Y me extraña que no recordéis el uso torticero de la realidad, que les llevo en marzo del 2004 a ganar unas tristes elecciones.
    Ni unos son tan buenos, ni otros tan malos. (No es de ningún filósofo, esta idea es mía)
    De cualquier forma, odio lo del Pensamiento Único, desde la descripción de Schopenhauer a la ideología que describió en el 1995 Ignacio Ramonet, pasando por el concepto que tenía Marcuse.

    ¡Vive la différence!, siempre.

  10. vicente en dijo:

    SI, como vdes. No soy filósofo pero me doy cuenta de que la realidad la van construyendo los grupos.

    He dicho construyen y enseguida me he acordado de que durante los últimos años cualquier realidad que intentaban crear algunos como la de los brotes verdes se veía estrangulada por otros.

    y al final esa realidad que pudo devenir en ilusión ha degenerado en desesperanza y desafección.

    No se si la frase es así …”de aquellos barros tenemos estos lodos” o lo que siembras recoges… Ya les digo no soy filosofo

  11. Pingback: Cosas grabadas en el cucharón (01) | Administración y Transportes

  12. Pingback: La importancia del lenguaje en la seducción científica: construir realidades | ANTISEDUCTOR

  13. Pingback: La importancia del lenguaje en la seducción científica: construir realidades | ANTISEDUCTOR

¿Quieres decir algo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s